“No obstante, eso es lo que la mayoría queremos, encontrar un lugar donde nuestra forma de pensar se sienta segura, queremos encontrar determinados modelos que no interfieran en nuestra manera de pensar ni actuar. Pero solo la mente que es capaz de observar con paciencia su propio condicionamiento y liberarse de él, tan solo esa mente puede experimentar una revolución, una transformación radical y, en consecuencia, descubrir aquello que está infinitamente más allá de sí misma, más allá de nuestros deseos, de nuestras vanidades y aspiraciones. Sin conocimiento propio, sin conocerse uno mismo tal como uno es, no como nos gustaría ser, eso es una simple ilusión, un escape idealista, sin conocer los movimientos de nuestro pensar, todos los motivos, cada pensamiento, las innumerables reacciones, es imposible comprender y trascender todo el proceso del pensar.” J.K.

Leave a Reply

Your email address will not be published.